5 razones por las que las mariposas son mejores que las abejas para los cultivos

Mucho se habla de la importancia de las abejas para las plantas y de cómo «todos moriremos» si algún día desaparecen. Sin embargo, las mariposas pueden considerarse igual o más importantes, y en este artículo te daremos 5 razones que lo demuestran.

1. Las mariposas polinizan más

Es bueno recordar que las abejas no son las únicas que van de flor en flor polinizando. ¡Las mariposas también! De hecho, diversas especies de mariposas polinizan más de lo que lo hacen las abejas.

Esto es fácil de razonar, ya que las abejas están vinculadas a una colmena, la cual abarca un territorio. Sin embargo, muchas especies de mariposa son capaces de migrar cientos de kilómetros, como la mariposa monarca.

De esta manera, pueden llevar el polen mucho más lejos, produciendo así una mayor diversidad genética que hace que las plantas se fortalezcan. Ésto contribuye también a la salubridad y diversidad de los sistemas ecológicos.

2. Son un indicador ecológico

Continuando con el punto anterior, las mariposas (especialmente las diurnas) se han convertido para los científicos en una referencia clave a la hora de estudiar la salud de un ecosistema e incluso de los cultivos.

Las mariposas solamente pueden encontrarse en aquellos campos que son sanos. Por ejemplo, los que se han cultivado con abono organico ecologico y sus plantas tienen todos los micronutrientes clave para alimentarse.

Aunque los humanos no lo notemos con tanta sensibilidad, la práctica habitual de abonar los cultivos con fertilizantes NPK hace que el valor nutricional de los vegetales sea mucho más bajo.

Las mariposas son fáciles de detectar, es fácil seguirles la pista y se encuentran en casi todo el mundo, por lo que hace la vida mucho más fácil a los investigadores. Los expertos dicen que si hay mariposas ahí, todo está bien 🙂

3. Tienen una relación más estrecha con las plantas

En comparación con las abejas, las mariposas tienen una relación mucho más estrecha con las plantas. Si consideramos el ciclo de vida de las mariposas, nos damos cuenta de que los cuatro estados de desarrollo por los que atraviesa una mariposa dependen exclusivamente de las plantas:

  • La mayoría de especies de mariposa pone los huevos en plantas.
  • Las orugas son completamente herbívoras, se alimentan de plantas.
  • La pulpa o crisálida se suele construir en una planta, algunas especies incluso prefieren variedades de plantas concretas.
  • Los imagos (la mariposa adulta) se alimenta sobre todo de néctar y de polen,es decir, de plantas.

Por lo tanto, si algo va mal con las plantas, es más fácil que afecte antes a las mariposas que a las abejas.

4. No dañan al ser humano

Las abejas pueden ser muy peligrosas, ya que son animales muy territoriales y algunas especies pueden ser realmente agresivas con las personas que por error se acercan demasiado a sus panales.

Aún sin ser alérgico a la picadura de la abejas, los picotazos de toda la colmena abalanzándose sobre ti pueden matarte. Ahora bien ¿A cuántas personas crees que matan al año las mariposas? Pues eso.

5. Son más bonitas

Por último, si lees nuestro blog es muy posible que te gusten las mariposas y las consideres bonitas. ¡Quizá este sea otro poderoso argumento a su favor! Necesitamos en el mundo más razones por las que sonreir. ¿No te parece?

Conclusión

Debemos cuidar a las mariposas, ya que son las grandes olvidadas en comparación con las mediáticas abejas, pero son más beneficiosas en muchos sentidos tanto para las personas como para el medio ambiente.

¿Se te ocurre alguna otra forma por la que las mariposas sean beneficiosas? Cuéntanoslo en los comentarios ¡Los leemos todos! Hasta pronto.

Autor entrada: Oliver de la Rosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *